Solicitar Consulta

DUDAS SOBRE TU DIVORCIO Y LA GUARDA Y CUSTODIA

Queremos resolver todas tus dudas desde nuestra experiencia como abogados de familia. Por ello, compartimos contigo estas preguntas frecuentes que estamos seguros pueden serte de gran utilidad.

Nuestra forma de trabajo se basa en el trato directo y cercano con el cliente, por ello si necesitas hacernos una consulta sobre tu caso concreto no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo.

Preferimos que vengas a conocernos y nos cuentes tu historia, pero estamos seguros de que nuestra Guía de Preguntas Frecuentes te resultará muy interesante.

    ¿No aparecen tus dudas?

    ¡No pasa nada! Actualizamos constantemente esta sección con las preguntas de nuestros clientes. Si quieres puedes mandarnos tus dudas.

    Escríbenos sin compromiso alguno. Intentaremos dar respuesta a tu duda y publicarla lo antes posible.

    LISTADO DE DUDAS FRECUENTES

    La separación implica la suspensión de la obligación de convivencia, reconocida legalmente. Sin embargo, el divorcio , mucho más complejo, es una causa de disolución del contrato de matrimonio, por lo que los cónyuges divorciados pueden contraer nuevo matrimonio.

    Se puede tramitar de dos maneras diferentes:

    Por un lado, siguiendo un procedimiento de mutuo acuerdo, son los propios cónyuges, quienes, con el asesoramiento y la intervención de sus letrados, pactan las medidas que, en el futuro, regularán su nueva situación. Estos acuerdos quedan reflejados en un documento que se llama Convenio Regulador que se presentará al Juzgado para su aprobación, junto con la demanda de separación o divorcio de mutuo acuerdo.

    Si no se alcanza el mutuo acuerdo de separación o de divorcio, existe otra opción menos amistosa, el procedimiento contencioso, será necesario acudir a los Tribunales, que fijará las medidas derivadas de la declaración de separación o divorcio, en función de las peticiones que realice y justifique cada parte.

    No. Solo hay una exigencia legal para solicitar la separación o el divorcio, es el transcurso del plazo de tres meses desde la celebración del matrimonio.

    No será necesario este plazo cuando exista un riesgo para la vida, la integridad física moral o sexual del cónyuge que lo solicita o de los hijos e hijas del matrimonio. (Artículo 81 CC).

    Son varias las medidas que se deberán abordar en un proceso de separación o divorcio:

    - Patria Potestad de las hijas e hijos menores.
    - Guarda y Custodia de las hijas e hijos menores.
    - Régimen de visitas y comunicaciones con los hijos menores.
    - Uso de la vivienda familiar.
    - Pensión de alimentos a favor de los hijos comunes.
    - Pensión compensatoria.
    - Pensión regulada en el artículo 1438 Código Civil en el régimen de separación de bienes.
    - Contribución a las cargas del matrimonio.

    Los padres gozan de una serie de derechos, así como de obligaciones sobre los hijos que comprende el deber de cuidarlos, educarlos, alimentarlos, representarlos y administrar sus bienes.

    Normalmente el ejercicio de la patria potestad corresponde, de forma compartida, a ambos progenitores, salvo excepciones previstas en la ley.

    Eso significa que todas aquellas decisiones importantes que afecten a la vida de los hijos comunes deberán ser tomadas de forma conjunta por ambos progenitores, y a falta de acuerdo se decidirá por vía judicial.

    Consiste en el deber de convivencia y el cuidado y atención de los hijos e hijas menores. Es una facultad que deriva de la patria potestad.

    Las facultades de custodia solo se refieren al cuidado diario de los menores, ya que al tener compartido el ejercicio de la patria potestad, ambos progenitores deberán adoptar de común acuerdo cuantas cuestiones fundamentales se produzcan en las vidas de sus hijos e hijas, tanto en el ámbito educativo, sanitario u otros.

    El interés del menor es el único criterio a tener en cuenta a la hora de atribuir la guarda y custodia, para ello habrá que acreditar en el proceso judicial, cuál de los progenitores se ha dedicado al cuidado y atención de los hijos comunes durante la convivencia, teniendo en cuenta datos tales como los horarios de trabajo de ambos, su disponibilidad para estar con los menores, la relación de estos...

    Los Tribunales podrán fijar una custodia compartida con carácter excepcional y siempre que concurran las siguientes circunstancias:

    - Petición de una de las partes.
    - Informe favorable del Ministerio Fiscal.
    - Justificación de que solo de esa forma se protege el interés del menor.

    Los progenitores no custodios, tienen el derecho y deber de relacionarse con sus hijos. Según las circunstancias concretas de cada familia, se establecerá un sistema determinado. Un régimen de comunicaciones y visitas “tipo” sería el siguiente:

    - Fines de semana alternos desde el viernes a la salida del colegio hasta el domingo por la tarde-noche, añadiéndose a los fines de semana, los “puentes” que a ellos queden unidos.
    - Una o dos tardes entre semana desde la salida del colegio hasta las 20,00 ó 21,00 horas.
    - Mitad de vacaciones escolares de Navidad, Semana Santa y verano.

    El incumplimiento de la obligación del pago de los alimentos podrá ser reclamada mediante ejecución de la resolución correspondiente, que se iniciará con la demanda de un proceso de ejecución, en el que es preceptiva la intervención de la defensa letrada y procuradora o procurador, dirigido a obtener el cobro de las pensiones, mediante el embargo del salario y/u otros bienes.

    Son aquellos gastos necesarios e imprevisibles que se ocasionan en el cuidado, atención y formación de los hijos, por ejemplo: tratamientos médicos no cubiertos por los seguros públicos o privados, como la ortodoncia, las actividades extraescolares, campamentos, viajes de estudios, etc.

    Se trata de un derecho de prestación que tienen el cónyuge al que la separación o divorcio le ha causado un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, necesariamente ha de implicar un empeoramiento en su situación anterior en el matrimonio.

    La cuantía de la pensión compensatoria vendrá determinada en función de las circunstancias económicas y personales de los cónyuges, como por ejemplo:

    - La edad y el estado de salud del cónyuge con derecho a pensión
    - La dedicación pasada y futura a la familia
    - La duración del matrimonio
    - La colaboración en las actividades mercantiles o profesionales del otro cónyuge.
    - La pérdida eventual de un derecho de pensión.
    - Los acuerdos a los que hubieran llegado los cónyuges.
    - El caudal y los medios económicos y necesidades de uno y otro cónyuge.
    - Cualquier otra circunstancia que pueda concurrir.

    El régimen económico del matrimonio es aquel por el cual se establecen las normas que regularán las relaciones económicas de los cónyuges dentro del matrimonio, así como entre los cónyuges y terceras personas.

    El matrimonio deberá regirse necesariamente por un régimen económico concreto para determinar:

    - Si los bienes existentes en el matrimonio son de propiedad de uno solo de los cónyuges o por el contrario pertenecen a ambos.
    - El régimen de administración, gestión y disposición de los bienes comunes, es decir, cómo se gestionan estos bienes y cómo se puede disponer de los mismos, (comprar, vender, alquilar, hipotecar, etc...).
    - La contribución de cada cónyuge a los gastos de la familia.
    - Concretar la responsabilidad de cada cónyuge frente a terceros, lo que significa aclarar en qué supuestos los bienes hacen frente a las deudas contraídas por el matrimonio o por uno de los cónyuges.

    Los cónyuges podrán decidir libremente que régimen económico se aplicará a su unión previa a la celebración del matrimonio. Estos son:

    - Régimen de la sociedad legal de gananciales,(es el régimen que rige a falta de pacto entre los cónyuges)
    - Régimen de separación absoluta de bienes. - Régimen de participación en ganancias.