Estimadas familias

Con este artículo iniciamos un ciclo de 12 entregas en las que compartiremos con vosotros las claves para afrontar de la mejor forma un divorcio o separación con hijos. Hoy, nos estrenamos con la pregunta más importante que toda persona debe formularse cuando está en vías de tomar decisiones trascendentales como contratar un abogado de familia, decisiones que afectarán a todos los miembros de la familia, entonces:

 

¿QUÉ CUALIDADES DEBE TENER EL ABOGADO DE FAMILIA QUE GESTIONE MI SEPARACIÓN O DIVORCIO?

Quizá, a priori, pueda parecer una cuestión obvia. Sin embargo, la toma de buenas decisiones en cuanto a la elección del abogado de familia que gestionará vuestra separación o divorcio es CLAVE, y de ello dependerán en gran parte, ya no solo los resultados, sino vuestra tranquilidad y sosiego a lo largo del propio proceso.

Lo deseable es acudir a un abogado especializado en familia y, preferiblemente, del que tengáis referencias por algún amigo o familiar que conozca de cerca cómo trabaja. No obstante, esto no es todo lo que debemos tener en cuenta.

consejos para divorcio¿Cómo sabré si el abogado de familia que he elegido es el correcto?

Un abogado de familia puede reunir estos requisitos y, sin embargo, no ser el profesional ideal para nosotros. ¿Cómo podemos estar seguros de ello? En este sentido, os recomiendo evaluar varias opciones personalmente antes de tomar ninguna decisión.

A veces queréis ahorraros el coste de las consultas, y es un error no barajar por lo menos dos o tres profesionales para poder comparar las impresiones y diagnósticos de vuestro caso que os ofrecen.

Por otro lado, el feeling con vuestro abogado de familia es decisivo a la hora de que os sintáis cómodos. Los procesos son largos y delicados, y se hace imprescindible dar con un profesional que no solamente sepa muchísimo, y tenga una excelente reputación, sino que también sepa entender vuestras necesidades.

Muchos clientes que llegan de otros despachos nos transmiten lo desconcertante que es cuando intentaban hablar con su abogado anterior, y jamás le localizaban o no contestaba sus correos en un plazo prudencial de tiempo.

El proceso de separación o divorcio con un abogado de familia

Un proceso de separación o divorcio, máxime cuando hay hijos de por medio, es una de las etapas vitales más intensas a las que puede enfrentarse un ser humano. Las dudas y las inquietudes son el pan de cada día, y el profesional que os acompañe debe estar a gusto con el trato constante con el cliente. De lo contrario sería como un médico al que le disgusta visitar a los pacientes.

Por lo tanto, que sintáis un flechazo, como quien dice, con vuestro abogado es una buena señal de que la relación con el mismo será satisfactoria, y os sentiréis comprendidos y arropados durante todo el proceso.

Otro punto a tener en cuenta son los honorarios. Que un abogado sea excesivamente caro, no quiere decir necesariamente que sea la mejor opción para vosotros. No obstante, si os puedo asegurar que lo barato, sale caro. Invertir en un buen abogado de familia, es invertir en futuro y, lo que es más importante, en las relaciones con vuestros hijos.

El trato personalizado y la comunicación también son muy importantes. No es la primera vez que llegan a nuestra puerta clientes que comparten sus experiencias en despachos «de reputado prestigio», y se lamentan porque el trato recibido no ha sido cercano ni individualizado. Cuando hablamos de un proceso de separación o divorcio con hijos, debemos pensar en el abogado de familia como un consejero de confianza que nos guía y acompaña durante una de las etapas más difíciles de nuestra vida.

Por ello, la relación con vuestro abogado debe ser fluida, estrecha y en un lenguaje coloquial que os permitan entender y ser partícipes de todo lo que ocurra en el proceso. En consonancia con lo anterior, es significativo que el abogado que escojáis para gestionar vuestro divorcio se encuentre cerca de vosotros o, cuanto menos, que emplee las nuevas tecnologías de forma que esa distancia se sienta irrelevante.

En último lugar, y no por ello menos importante, os aconsejo acudir a un abogado de familia capaz de encontrar soluciones amistosas que os permitan evitar el proceso de separación o divorcio contencioso.

Asimismo, es fundamental contratar a un profesional honesto y franco a la hora de analizar vuestro caso concreto, así como las posibilidades reales de conseguir los resultados que esperáis.

Lo fácil es ofrecer al cliente aquello que anhela escuchar, sin embargo, tras las falsas expectativas llegan las decepciones y la insatisfacción y, en el peor de los escenarios, una serie de consecuencias a medio-largo plazo difíciles de subsanar.

Como exponía anteriormente, la elección de vuestro abogado de familia no es baladí, puesto que se encuentra en juego uno de los tesoros más valiosos que tenemos, sino el que más, las relaciones familiares. Las relaciones con los hijos.

Nuestro equipo de abogados de familia se encuentra muy cerca de ti, en Madrid y Palma de Mallorca. Si necesitas un diagnóstico completo de tu contexto familiar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

 

Somos Vestalia DeliaDelia María Rodríguez Rodríguez

Abogada y Mediadora. Socia Directora en Vestalia Asociados

www.vestaliaasociados.es