Una Familia nutritiva

Publicado en: Abogado divorcios y separaciones

¿Qué entendemos como familia nutritiva? Una familia nutritiva es una familia funcional, que funciona como sostén.

Son continentes, funcionales y nutritivas. Una familia funcional es capaz de cubrir las necesidades básicas de afecto, amor, cariño, nutrición, apoyo, ropa, educación, etc. de todos los miembros que la componen.

Tienen una buena comunicación entre ellos, respetando los turnos y el derecho a expresarse de todos sus miembros, los roles están delimitados y bien definifos.

Los límites deben ser comprensibles para todos y las normas deben ser conocidas y aceptadas por todos los integrantes de la familia pero flexibles si la ocasión lo requiere. Estas familias fomentan la individualidad de cada uno de sus miembros, respentando los espacios personales,  necesidades y deseos propios de cada uno que incluya actividades y vínculos afectivos por fuera de la familia. En estas familias existe confianza entre sus miembros, creyendo que lo que el otro me dice es verdad.

Cada familia debe actuar como un equipo, priorizando el bienestar de todos sus miembros respetando las características propias de cada uno.

No todos los miembros de una familia son iguales y cada uno debe ser repetado en su individualidad: fomentando sus facultades y reforzando sus limitaciones con amor, comprensión y cariño.

No todos los hijos son iguales, entonces no se les debe pedir a todos lo mismo, sino potenciarles lo mejor.

Desde que la revolución tecnológica ha entrado en la vida de cada hogar, la distancia entre generaciones se ha visto más pronunciada. Actualmente, ha diferencia de antes, la socialización se desarrolla a través de diversos programas y redes sociales que la tecnología nos ha impuesto. La consecuencia inmediata que este nuevo paradigma ha traído aparejado es la afectación en la comunicación. Las familias se encuentran inmersas en la tecnología: madres y padres prestan atención al móvil, los niños juegan con el ordenador/tablet/móvil de sus padres, y los adolescente se encuentran inmersos en el móvil a todas horas. Todos se encuentran juntos físicamente pero separados emocionalmente.

Los momentos de ocio dejan de ser familiares para ser individuales, donde cada miembro elige qué hacer en detrimento del compartir juntos y de la comunicación. Éste es el desafío que las familias nutritivas tienen hoy en día: limitar el acceso a la tecnología y los juegos online para encontrar los momentos de ocio compartido, donde la transmición de valores y de comportamiento sea de forma armónica y funcional bajo la guía, orientación y enseñanza de padres y madres que juegan con sus hijos e hijas que hacen actividades al aire libre, que leen con ellos, que cocinan con ellos, que están disponibles para resolver dudas sobre los deberes.

Estas familias deben tener la plasticidad suficiente para adaptarse a los cambios de la vida.

Hacer de la familia un lugar donde cada miembro se sienta a gusto y querido, donde fluya principalente:

  • El amor y el cariño para desarrollar una buena autoestima, donde me sienta capaz de lograr mis objetivos.
  • La comunicación entre todos los miembros. Utilizar la comunicación tanto para comunicar deseos, peticiones y como herramienta de resolución de conflictos. Que cada uno pueda expresarse libremente, sabiendo que se le respetará, le escucharán, le comprendenrán, y que juntos llegarán a una solución.

Macarena Domínguez

Psicóloga

macarena dominguez psicologa vestalia asociados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

Responsable: Delia Rodríguez
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Contacto: info@vestaliaasociados.es.
Información adicional: Más información en Leer política de privacidad.

¿Dónde estamos?