Compartir

photo-1423012373122-fff0a5d28cc9El Servicio de Prevención de Adicciones (Servicio PAD) abrió sus puertas por primera vez en algún momento del invierno del año 2001.

Acabábamos de presentar una publicación dirigida a las familias, una guía titulada Con tus hijos más vale prevenir y como recuerdo de aquella presentación, nos quedamos con un cartel de casi dos metros de alto que colocamos en nuestro trabajo, junto a la puerta de cristal que daba a la calle Bailén.

Aquel sencillo “reclamo publicitario” dio paso a las primeras consultas. Padres y madres de la zona, algunos profesores de los colegios cercanos y, en ocasiones, algunos de nuestros compañeros del propio Ayuntamiento, entraban para hacernos alguna pregunta o, directamente, para sentarse a contarnos aquello que tanto les preocupaba.

La respuesta generada simplemente por aquel cartel, puso de manifiesto una necesidad real a la que era posible dar respuesta. Hablar de prevención desde folletos y manuales era importante; pero poder dar una respuesta adaptada a cada caso, a cada familia que lo solicitara, era necesario.

Así comenzamos. Caso a caso. Familia a familia.

Hicimos los primeros folletos de difusión, para dar a conocer nuestra dirección y teléfono en otros puntos de Madrid. En el año 2005, abrimos un servicio con local propio en el que un equipo de psicólogos especializados en prevención e intervención familiar, daba respuesta telefónica o presencial a las familias que necesitaban orientación y consejo para evitar o actuar lo antes posible sobre problemas asociados al consumo de alcohol y/o drogas con sus hijas o hijos.

fashion-person-woman-appleDesde este momento y hasta la fecha, hemos ido creciendo y ampliando horizontes. La llegada de Internet y las Redes Sociales ha supuesto un cambio en nuestra manera de relacionarnos y de “estar presentes”.

La mayoría de los profesionales que formamos parte del Servicio PAD nos sentimos más cómodos en “las distancias cortas” que hablando con quien se encuentra al otro lado de la pantalla. Pero lo cierto es que, en nuestra vida personal y en muchas ocasiones, ante dudas de otro tipo…. todos nos hemos sentado a buscar ayuda o consejo en la red.

Internet se ha convertido para muchos de nosotros, para mi sin ir más lejos, en nuestro primer lugar de búsqueda.

Y como dice la famosa frase publicitaria: busco, comparo y, cuando encuentro lo que me parece mejor…. hago click”. A unos cuantos clicks de cada problema inicial, se encuentra una respuesta, un consejo o, al menos, algo de ayuda.

Por eso confío en que nuestra presencia en la red, a través de la web SERVICIO PAD y de las Redes Sociales, nos ayude a estar más cerca de quienes nos necesiten.

Porque a solo un click de lo que puede llevar a una madre o a un padre a escribir en un buscador frases como: “mi hijo toma drogas”, “mi hijas van de botellón”, “nunca vuelve a casa a la hora acordada”, “no puedo hablar con mi hija sin discutir”, “no consigo que deje el videojuego ni para comer ni para dormir”(…), a sólo un click de toda esa confusión y esa angustia, es donde queremos estar los profesionales del Servicio PAD. Esperando para poder escuchar, entender y ayudar. Para que juntos encontremos la mejor manera de dar respuesta a cada problema.

Y además de profesionales especializados, médicos, psicólogos, enfermeros, orientadores familiares, educadores, etc., en Servicio PAD también somos ‘padres’.

FAMILIA3Yo soy madre de un hijo adolescente, y por ello, me agobio un montón con todo lo que tiene que ver con sus problemas, ya que está empezando a salir con grupos de amigos a los que no siempre conozco.

En menos de un año, he pasado de recogerle en los cumpleaños a los que estaba invitado a tener “una idea general de la zona en la que se encuentra” y un “listado parcial de los integrantes del grupo”.

Yo tengo la suerte de contar cada día con “un equipo de apoyo” en mi propio trabajo. Tengo la suerte de poder hablar, expresar en voz alta mis dudas y recibir consejo de primera mano de un grupo de expertos. Expertos en prevención que, además trabajan desde hace años en el “Programa de intervención con adolescentes y jóvenes”. Los miembros del Servicio PAD.

No es que mis preguntas sean especialmente complicadas, seguramente a muchos de ellos les parecerá alucinante que me preocupen “cambios normales”, “conductas distintas”, “el hecho de que no me cuente todo como ha hecho siempre”… A veces, hasta me toman el pelo con la famosa frase de “Consejos vendo y para mí no tengo”.

Yo creo que ante los hijos todos somos iguales: deseamos hacerlo bien, hacerlo perfecto. Y ese mismo deseo de perfección nos hace inseguros. Y no nos engañemos, es mucho más sencillo hacerlo bien, ser estricto y coherente, ser calmado y hablar con criterio, cuando los sentimientos no entran en la ecuación.

Por eso, cuando se trata de abordar problemas relacionados con nuestros hijos, yo considero esencial poder hablar con profesionales capaces de prestarnos una ayuda experta e imparcial.

Puedes pensar en el Servicio PAD como en una especie de “coach” o “entrenador personal” que puede acompañarte cuando surgen dudas o problemas relacionados con los hijos.

photo-1453175324447-6864b23ecf23Es cierto que, como Servicio de Prevención de Adicciones, nuestro objetivo principal es evitar o actuar de manera precoz ante los problemas relacionados con el consumo de alcohol y otras drogas, o con el uso abusivo de las TICs (videojuegos, móviles, internet,…).

Pero lo cierto es que la verdadera prevención comienza desde el momento en que empezamos a educar a nuestros hijos, desde la manera en que ponemos las normas en familia y en cómo las cumplimos.

Empezamos a prevenir cuando hacemos eso tan sabido de “predicar con el ejemplo” y cuando mostramos respeto y empatía al hablar con ellos…. y con los demás.

La vida es un suma y sigue…. y no siempre estamos igual y no siempre las cosas nos salen bien.

Por eso, a veces, necesitamos que alguien nos escuche y nos ayude a identificar qué es realmente lo que nos preocupa y, sobre todo, que nos acompañe mientras vamos poniendo en marcha los mecanismos para recuperar la comunicación familiar, las muestras de afecto y el cuidado de esas “normas de la familia” que todos tenemos claro que deseamos cumplir.

En esencia, eso es el Servicio PAD. Un servicio que cuida a las familias que desean cuidar de sus hijos.

 

Ana Ordóñez Franco

Responsable Técnico y de Gestión en Servicio PAD,

y Jefe del Departamento de Prevención en Madrid Salud

Twitter