Extinción del uso de la vivienda familiar por la convivencia con una nueva pareja

Recientemente saltaba a los medios la noticia de la reciente sentencia del Tribunal Supremo acerca del uso de la vivienda familiar cuando un tercero –pareja sentimental del progenitor custodio- comienza a vivir en la misma.

Esta sentencia ha abierto a todos los progenitores no custodios en cuyas viviendas convivían sus hijos menores con su expareja, para aquellos casos en los que entre a residir en el mismo una nueva pareja.

¿Qué supone esta nueva sentencia del Tribunal Supremo que extingue el derecho de uso del domicilio familiar cuando hay una nueva pareja?

Esta resolución establece que el derecho de uso de la vivienda familiar otorgado al progenitor custodio, desaparece en el momento en el que entra a vivir en ella la nueva pareja del progenitor custodio.

¿Qué argumentos da el Tribunal Supremo para extinguir el derecho de uso sobre la vivienda familiar? El principal argumento sobre el que el Alto Tribunal basa su resolución es la pérdida del carácter “familiar” de la vivienda, al entrar una tercera persona en la misma.

“La vivienda sobre la que se establece el uso no es otra que aquella en que la familia haya convivido como tal, con una voluntad de permanencia. En el presente caso, este carácter ha desaparecido, no porque la madre e hijos hayan dejado de vivir en ella, sino por la entrada de un tercero, dejando de servir a los fines del matrimonio. La introducción de una tercera persona hace perder a la vivienda su antigua naturaleza «por servir en su uso a una familia distinta y diferente», como dice la sentencia recurrida.

¿Protege esta medida al interés superior de los menores?

El TS ha determinado que la extinción de la atribución del derecho de uso a los hijos menores y al progenitor custodio, no priva a los primeros de su derecho a una vivienda. Esta atribución, si bien se establece para cubrir las necesidades de alojamiento de los menores, “no es posible mantenerlos en el uso de un inmueble que no tiene el carácter de domicilio familiar, puesto que dejó de servir a los fines que determinaron la atribución del uso en el momento de la ruptura matrimonial”.

¿Hasta cuándo estará atribuido el uso de la vivienda al progenitor custodio que conviva con su nueva pareja?

La atribución del uso de la vivienda al progenitor custodio y, por ende, a los menores, cuando haya entrado a vivir la nueva pareja del custodio, durará el tiempo necesario para liquidar la sociedad legal de gananciales existente entre los excónyuges.

¿Qué pasa con la vivienda una vez extinguido el derecho de uso a favor del progenitor custodio?

El Tribunal Supremo establece lo siguiente: “una vez que se ha extinguido la medida inicial de uso, y que en el caso se ve favorecida por el carácter ganancial del inmueble y por la posibilidad real de poder seguir ocupándolo si la madre adquiere la mitad o se produce su venta y adquiere otra vivienda”.

Es decir, una vez liquidada la sociedad de gananciales, los progenitores decidirán qué hacer con la vivienda, siendo posible venderla, alquilarla o incluso, que uno de los progenitores le compre su mitad al otro, quedando así extinguido el condominio.

Elena Pedroche

Abogada en Vestalia Asociados

elena@vestaliaasociados.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *